Miercoles 19 de Septiembre de 2018

Home l 2018-06-18

..................................................................................

Son buenos paisanos, pero el poncho no aparece

dado_ioma_250

Es muy cierto que estamos pasando una tormenta económica que parece no tener fin, en donde no quedan dudas que más allá de los defectos de la economía argentina, casi por todos conocidos, la respuesta a esos males todavía no tiene solución. 

Es por eso que las cosas en general, los servicios y nuestras prestaciones, parece no tener valores ciertos para decidir lo que es correcto, lo que es digno y lo que es indigno pagar, o que le cobren a uno por un servicio.

En este marco de incertidumbre transcurren estos días y se nos hace muy difícil a todas los sectores involucrados en un convenio resolver este acertijo, básicamente porque hay aspectos que como ya lo hemos señalado no dependen de nosotros. 

Las tarifas, los servicios, los insumos y el alza descontrolada del dólar son  aspectos sobre los cuales no podemos trabajar, pero que inciden  directamente sobre nuestra  rentabilidad profesional.

Bien en este marco nos encontramos los argentinos, y recuerdo una anécdota del popular cantor de folclore Argentino Luna, que dice así: “Una vez tenía un poncho pampa y fui con él a Balcarce, donde había una fiesta con 30 mil personas, una jineteada muy grande. Dejé el poncho a un costado y me puse a hablar con el francés Henry Charrier, el autor del libro Papillón, un best seller. Nos quedamos muchas horas dialogando y cuando fui a buscar el poncho no estaba más”.

Algo de esto sirve para explicar la reunión mantenida días atrás con los altos funcionarios del IOMA, encabezada por su Presidente Pablo Di liscia, y su equipo de asesores. En un clima cordial y afable, y obviamente haciendo alusión a que el poncho es el importe económico  que servirá para actualizar las prácticas, y sin poner en dudas el buen nombre y honor de los interlocutores, lo tomamos  como ejemplo para decir: la charla esta buena, la gente es franca y sincera, hablamos mucho y bien, el dialogo permitió conocernos más, pero la solución a los problemas del odontólogo no aparece.

En la reunión se trataron muchos temas, algunos de ellos referidos a procedimientos administrativos que no vienen a cuenta,  es por eso que nos referiremos a los que más preocupan al socio y a la dirigencia de la SOLP. Comenzando por el notorio atraso de los aranceles, que como todos saben los mismos forman parte de una consecuencia de la modalidad de pago elegida por el Instituto, que es el  sistema capitado, esto hace que un atraso en la valorización de la cápita, genera un atraso en el arancel.

Lo propuesto por IOMA en la reunión aludida, no satisface para nada los requerimientos de la entidad y mucho menos las expectativas del socio, que trabaja y sostiene el sistema solidario y que de ser así, al final terminará financiando la prestación. Algo que no queremos, ni aceptamos de ninguna manera.

Es por eso que se elevara una contrapropuesta, en donde entendemos que si IOMA no adecua los aranceles por cuestiones económicas, se deberá elevar el valor de los copagos y el bono, para poder acceder a una prestación de calidad como requiere el paciente. Estamos haciendo el análisis correspondiente para poder elevar nuestra propuesta a la brevedad posible.  

<< volver




sugerencias



sugerencias

direccion